Lo que sí puedo comer en una dieta

Comidas para dietas

En el camino que se recorre para tener una vida más saludable las personas se enfocan en los alimentos que consumen, por ende, es necesario prestar especial atención a las comidas para dietas que se implementarán en la rutina diaria.

Para lograr un bienestar óptimo es necesario tener una dieta sana y equilibrada que le permita al cuerpo funcionar perfectamente y de esta manera le permita cumplir con buena energía las tareas del día. Para conseguir esto, es fundamental que la ingesta se direccione a consumir alimentos que potencien el organismo y sus capacidades, lo que evita padecer de enfermedades como la obesidad o los problemas cardiovasculares.

Lo anterior nos lleva a poner sobre la mesa comidas para dietas principalmente de origen vegetal y ricos en fibras, dejando de lado las comidas con alto porcentaje de grasa animal, dulces, harinas y productos muy calóricos o refinados.

¿Cómo se logra una dieta equilibrada?

Para lograr un estado saludable las comidas para dietas deben ser por lo menos de dos raciones de verdura diaria, puede ser una en el almuerzo y otra en la cena; tres raciones de fruta al día iniciando con una porción en el desayuno; de dos a tres raciones de alimentos altos en proteína al día como la carne, los huevos, el pescado, preferiblemente poco grasos; también se deben incorporar cereales ricos en fibra tales como el arroz, la pasta, las legumbres o el pan integral.

Por otra parte, se debe reducir la ingesta del azúcar, como mermeladas, pastelería, alimentos precocinados o bebidas azucaradas.

Otra de las recomendaciones que hacen los nutricionistas es dividir la ingesta alimentaria a lo largo del día, lo que se traduciría en aproximadamente cinco o seis comidas diarias, desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y colación después de la cena. Esto favorece al autocontrol, a la ansiedad que se produce por comer aún sin tener apetito, y ayuda a repartir el consumo de calorías a lo largo del día.

Recomendaciones

Los cambios en la comida para dietas deben ser planeados y adaptados a cada persona dependiendo de sus gustos y limitaciones, no obstante, hay una serie de alimentos que generalmente se recetan sin ninguna complicación, esto se evidencia en las Guías Alimentarias para los Estadounidenses, que contienen indicaciones saludables para cualquier plan alimenticio, el cual debe mantenerse dentro de las necesidades calóricas diarias.

-Huevos: Son ricos en proteínas y grasas saludables, lo que crea saciedad con un aporte relativamente bajo de calorías.

-Salmón: Hace parte del grupo de los pescados grasos como la trucha y las sardinas, además posee nutrientes como el yodo.

-Atún: Es bajo en grasas por lo que su aporte calórico es mínimo, pero es una gran fuente de proteínas. Preferiblemente se debe comprar en agua y no en aceite.

-Pollo y ternera magra: El aumento en la ingesta de proteína reduce los antojos, evitando picar entre comidas, por lo que el pollo y la ternera no se deben descartar. En este grupo no entran las carnes procesadas.

-Yogur: Posee pocos carbohidratos y grasas y es una comida que produce saciedad.  

-Verduras de hoja verde: Son las espinacas, lechugas y acelgas, estos alimentos son ricos en fibras y bajos en calorías y carbohidratos.

-Verduras crucíferas: En este grupo están las coles de bruselas, el brócoli, la coliflor y el repollo, poseen un alto contenido proteico y de fibra.

-Papa hervida: Aunque este alimento no suele estar recomendado en las dietas, la papa posee gran variedad de nutrientes que el cuerpo necesita por lo que llena bastante sin engordar. La recomendación es consumirla hervida más no frita.

-Legumbres: Ricos en proteína y fibra, las preferidas son las lentejas y los garbanzos.

-Aguacate: Tienen un alto contenido de grasas saludables aunque es una fruta con bastantes calorías.

-Frutos secos: Contienen grasas saludables, proteína y fibra. Es un alimento que debe consumirse con moderación.

Chia: Tiene altos niveles de Omega 3 y fibra.  

¡Para recordar!

El bienestar óptimo se logra con una buena alimentación pero también con una rutina de ejercicio, el sedentarismo es uno de los peores enemigos del cuerpo por lo que debemos procurar incorporar estos dos hábitos en el día a día para poder gozar de beneficios como:

– Mejora en el rendimiento del cerebro.

– Aumento de las defensas contra enfermedades.

– Disminución en la posibilidad de contraer algún tipo de cáncer.

– Prevención de padecimientos como la osteoporosis (pérdida de masa ósea).

– Reducción en la probabilidad de tener enfermedades del corazón.

– Mejora en el aspecto físico.

Para conocer sobre otros métodos que garanticen pérdida de peso con el fin de lograr una vida saludable, ingresa a www.metodonec.com

Recommended Posts

Leave a Comment