Los mejores tratamientos para adelgazar

Tratamiento para adelgazar

Un tratamiento para adelgazar te puede traer grandes beneficios, pero si no eres responsable y utilizas métodos que sí sirvan pero que te traigan graves problemas de salud, de nada te servirá querer bajar de peso. La idea de adelgazar no debe basarse únicamente en la estética… ¡Recuerda que es muy importante estar saludable!, solo así podrás obtener resultados realmente buenos.

¿Y qué tratamientos para bajar de peso son eficientes y además no afectan la salud?

* Tratamiento para adelgazar de manera saludable #1: Método NEC

Es demasiado importante que no arriesgues tu salud utilizando un método que no sea seguro; lo mejor es que cuides tu bienestar y pienses en sistemas que aporten a tu salud, logrando obtener resultados óptimos.

Método NEC, por ejemplo, es un sistema para tratar de manera efectiva la obesidad y el sobrepeso, permitiendo eliminar la celulitis y la grasa localizada; además al finalizar con el método, recibirás una guía que te ayudará a aprender a comer bien y delicioso sin necesidad de recuperar los kilos perdidos.

Este tratamiento para adelgazar cuenta con una duración de 10 días, en los cuales se realiza una ingesta de ‘alimentación enteral de proteína’, esto se realiza a través de una delgada sonda naso-gástrica qué está conectada a una pequeña bomba de infusión y una bolsa con nutrición proteica sin azúcares ni grasas.

Y no debes preocuparte, tu salud estará 100% segura ya que antes, durante y después de la implementación del sistema, contarás con una preparación efectiva qué está guiada principalmente al buen funcionamiento de tu metabolismo y por su puesto a la vitalidad de tu cuerpo. ¡Para Método NEC, la salud de los clientes algo primordial!

Tratamiento para adelgazar de manera saludable #2: Alimentación y ejercicio

Para empezar, es importante que tengas claro que durante cualquier tratamiento para adelgazar, debes estar convencido y dispuesto a cohibirte de alimentos y situaciones a las cuales posiblemente estabas acostumbrado y que son típicas de un estilo de vida poco saludable. Una vez estés completamente seguro de que iniciarás un nuevo y mejor estilo de vida, estarás preparado para obtener un cambio real.

La dieta y el ejercicio son algo vital durante un tratamiento para adelgazar; debes tener claro que la idea no es seguir dietas estrictas que te llenen de ansiedad, simplemente debes mejorar la forma en que te alimentas, logrando así consumir suficientes alimentos sanos que te ayudarán a no sentir hambre.

Además, es muy importante que dividas tus comidas en cinco o seis para así evitar durar mucho tiempo sin comer, pues esto te podría llevar a ‘picar’ alimentos que no son sanos.

Una excelente idea es que cargues en tu bolso paquetes de maní, galletas integrales, habas, pedacitos de queso, frutas, entre otros.

¿Y qué alimentos puedes ingerir para evitar la ansiedad y aportar a una buena dieta?

Tubérculos, cereales y legumbres: estos alimentos proporcionan energía al cuerpo y además ayudan para que el metabolismo pueda aprovechar las reservas energéticas, logrando bajar de peso rápida y efectivamente.

Es importante que no te excedas con su consumo, lo ideal es que tan solo la cantidad equivalente a un puño haga parte de tu desayuno y/o cena.

Entre estas comidas se encuentran el arroz, pasta, pan, lentejas, garbanzos, alubias, espárragos, papa, entre otros. (Recuerda que lo mejor es consumir alimentos integrales)

Lácteos: alimentos derivados de la leche pero preferiblemente desnatados. Entre estos se encuentran el queso, yogurt, kumis, avena con leche, cuajada, entre otros. Ten en cuenta que el calcio es una excelente fuente de vitamina para el cuerpo.

Frutas y vegetales: deberías consumir frutas al menos tres veces al día, ya que te ayudan para tener una piel más sana y aportan una gran cantidad de energía debido a los azúcares naturales.

Lo ideal es consumir verduras al almuerzo y en la cena; estas deberían ocupar la mitad del plato, ya que son bastante recomendadas y por supuesto, son excelentes durante una dieta, aunque debes tener en cuenta qué verduras no puedes consumir si sufres del colon u otras enfermedades relacionadas con el sistema digestivo.
Proteínas: son macromoléculas que constituyen el principal nutriente para la formación de los músculos del cuerpo. Una de la funciones de las proteínas es transportar las sustancias grasas a través de la sangre, elevando así las defensas de nuestro organismo, por lo tanto una dieta proteica es imprescindible para una vida sana y saludable.

Entre estos alimentos se encuentran el huevo, queso, pollo, carne magra, pavo, lomo, yogurt y todos los derivados de la leche; las proteínas vegetales son las lentejas, habas, garbanzos, frijoles, col rizada, espinaca, seitán, tempeh, quínoa, semillas de soja, algas, nueces y frutos secos como pistachos o almendras, entre otros.

Si quieres obtener más información sobre tratamientos para adelgazar de forma saludable, puedes ingresar al siguiente link: www.metodonec.com

Recommended Posts

Leave a Comment